19 de marzo de 2010

Análisis de un columnista

ÁLVARO CUEVA
Periódico: Milenio
Por: Angie Pao! 10/marzo/2010
Nacido en la “Sultana del Norte” hace casi cuatro décadas, comenzó sus estudios de Comunicación en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Monterrey. Ha escrito más de 3000 artículos y críticas para más de 30 periódicos y revistas desde al año 1987. Actualmente trabaja como columnista del periódico Milenio y es el creador del único programa de televisión que critica la misma, Alta definición, en Proyecto 40.


Él ama la pantalla chica como ningún otro ser en este planeta y por el hecho de amarla y festejarla le exige lo mejor.


Cuando en la década de los noventa entró al programa de televisión Ventaneado, Cueva sufrió una tremenda crisis emocional pues dejó las penumbras del periódico “El Norte”, quienes no lo dejaban firmar con su nombre, para entrar a los foros de televisión y vivir en un lugar donde el trabajo televisivo le causó infelicidad.

“Yo soy muy honesto. En Ventaneando fui absolutamente infeliz. Y te puedo decir que soy la única persona que ha salido de Ventaneando que puede saludar con afecto a Paty Chapoy, porque no nos peleamos, ni nos dijimos groserías ni tenemos resentimientos. Realmente recuerdo la última vez que charlamos. Yo le dije que no podía ser feliz, y que esto de la televisión que es tan hermoso no se debe sufrir. Yo soy muy feliz con mi trabajo y ahí no fui feliz”, expresó Álvaro Cueva para la página de Internet de Canal 100.

Los diferentes escenarios artísticos lo transportaron al campo de la investigación y docencia, en donde ha publicado para Plaza y Janés algunos libros de análisis e historia sobre las telenovelas mexicanas. También se desarrolló como docente de la Universidad Regiomontana en la Escuela de Comunicación.

Como se dijo antes, actualmente aparte de conducir el programa Alta definición por canal 40, es columnista en la sección ¡hey! del periódico Milenio.

Su sección se encuentra de lunes a viernes en la pagina tres de dicha sección, abarca casi la hoja completa, dejando un poco de espacio para las recomendaciones de programas de televisión.

Se puede identificar ya que en el encabezado, aparte del nombre y traer su foto, es de color azul rey siempre. Su columna lleva el nombre de EL POZO DE LOS DESEOS REPRIMIDOS, y cómo no darle ese nombre puesto que sus críticas a los programas tanto de televisión abierta como de paga, son muy fuertes, ya sean para bien o para mal y dirigidos a los productores, televisoras o canales.

Hay días en donde puede hacer una columna completa sobre una serie, telenovela, canal, noticieros, y hay otros en donde puede abarcar más de un tema.

La forma en la que escribe es muy rápida de leer y entender, aparte de que va al grano y no se anda con rodeos. Lo dice de una manera que parece llamada de atención aparte de que el sarcasmo y los elogios me parecen fundamentales en su forma de escribir.

Me pareció divertido y entretenido leerlo y seguirlo dos semanas, y no porque se trate de la sección de espectáculos, sino que ya había visto su programa de televisión y me gusta, aparte de que escribe de la misma forma en la que habla y critica en tele.

Me parece una persona muy informada acerca de todo lo que hace, y creo que lo sabe hacer porque le gusta tanto la televisión, como los programas y series que por ella se transmiten y que se interesa porque la sociedad tenga un entretenimiento sano y que le deje algo para reflexionar e informarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada